2017 GILBERTO CONCEPCION CAROLINA
 
El equipo de trabajo de la Secretaria de Educación, Julia Keleher, se dio a la tarea de solucionar, de forma ordenada, sistematizada y justa, la situación suscitada en la escuela Gilberto Concepción de Gracia de Carolina tras no imponerse control alguno a la hora de los padres, madres o encargados determinar matricular a los estudiantes en dicho plantel. 
 
“El Departamento de Educación reconoce la responsabilidad que tiene, no tan solo de proveer una experiencia educativa de alta calidad, sino también de velar por el bienestar de los estudiantes. En su mayoría, el Departamento depende de la capacidad, conocimiento y compromiso de los directores escolares para proveer dicho servicio. Lo ocurrido en la escuela Gilberto Concepción de Gracia provocó una situación donde me sentí inquieta y preocupada por el bienestar de los estudiantes y la seguridad dentro de la escuela”, indicó Keleher.
 
“Hablé con el equipo administrativo. Hablé con los padres. Hablé con los maestros. Hablé con los estudiantes. Consulté a la Asociación de Maestros de Puerto Rico. Todos comparten el mismo sentir y preocupación por el bienestar de los niños”, aseguró la Titular de Educación.
 
Tras lo anterior, la Secretaria del DE designó un equipo de trabajo para realizar votaciones entre toda la comunidad escolar y que tomaran una decisión entre las dos posibles opciones. Tras varios días de consulta, durante horarios que no afectaron de ninguna manera el tiempo lectivo, la mayoría de los grupos votaron a favor del sistema de “interlocking” (horario alterno). El resultado de las votaciones fueron las siguientes:
 
Maestros – 70% a favor ‘interlocking’
Estudiantes – 61% a favor ‘interlocking’
Personal NO docente – 82% a favor ‘interlocking’
Padres – 46% a favor del ‘interlocking’ 
 
 
“Me correspondía desarrollar y ejecutar un proceso equitativo y transparente para entender los intereses de todas las partes que serían afectadas al cambiar la organización escolar. Entiendo de que no todo el mundo está contento con el proceso que realizamos. Sin embargo, dadas las limitaciones y la urgencia de la situación, me siento segura de que llevamos a cabo un proceso que respeta los derechos e intereses a todas partes y que ofrecimos espacio para dialogar”, agregó la Secretaria de Educación.
 
El 67.25 % de los maestros, personal no docente, estudiantes y padres votaron por la opción de implantar el ‘interlocking’. De igual forma, un 32.75 % de los mismos grupos voto por la opción de mover los grupos de noveno a otra escuela. El consejo escolar lo ratificó por unanimidad luego de hacer un análisis de la cantidad de personas de cada sub grupo que voto por el ‘interlocking’.
 
“Aunque nos hubiese gustado más que esta situación nunca se hubiera dado, tuvimos que cambiar la organización escolar a un ‘interlocking’. Este cambio asegura que una mayor cantidad de estudiantes pueden pasar el comedor ordenadamente; asegura que no haya demasiados estudiantes en el pasillo, al mismo tiempo. No es lo ideal. Pero es una solución preferible ante el posible peligro del daño que pudiera sufrir cualquier integrante de la comunidad escolar en tiempo lectivo”, dijo la Titular del DE. 
 
“El éxito del sistema de educación pública en Puerto Rico depende de la capacidad y la ejecución de los directores escolares. Por eso, les tengo mucho respeto y admiración. En el caso de la escuela Gilberto Concepción de Gracia fue necesario que interviniéramos desde nivel central para asegurar, no tan sólo que el proceso educativo se pudiera ejecutar, sino que también el bienestar de los estudiantes y el de la mayoría, estuviera protegido”, añadió la Secretaria de Educación. 
 
“En la escuela Gilberto Concepción de Gracias han ocurrido un sinnúmero de fallas en la toma de decisiones relacionadas con proteger el bienestar y los intereses de los estudiantes”, concluyó Keleher.