2017 JK AGOSTO
 
 
La Secretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher,  indicó hoy que publicará los informes que recibiera ayer sobre el estatus de las escuelas inspeccionadas hasta el momento que no han abierto. 
 
Para certificar los edificios, el DE cuenta con los recursos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE) en coordinación con la empresa CSA Group.
 
“Se ha recibido la data de los informes por escuela. Cada director escolar recibirá el mismo, evaluará los resultados del informe del Cuerpo de Ingenieros y tendrán que redactar una carta firmada aceptando los hallazgos e identificar cómo los atenderán. De igual forma tendrán que incluir en la carta evidencia de que han informado a la comunidad escolar los procesos y acciones realizadas”, detalló la titular de la agencia. 
 
Estos informes se enviarán a las escuelas que ya fueron inspeccionadas, pero que todavía no han abierto. 
 
Keleher explicó además, que cada escuela deberá presentar su plan con acciones concretas que permitiría al DE estar seguro de que las escuelas podrán operar sin suponer  riesgos para la comunidad escolar en general. Estas evaluaciones son necesarias para garantizar la seguridad y bienestar de los estudiantes y empleados.
 
Los directores escolares deben enviar dichas cartas firmadas,  con copia al Director Regional correspondiente, a certificamiescuela@de.pr.gov. Deben incluir una fecha prevista para abrir luego de atender los hallazgos. No se podrán realizar mejoras permanentes. Los directores escolares son los únicos autorizados para realizar esta gestión. 
 
Keleher detalló que se le enviará una carta con las instrucciones a cada director a su correo electrónico mañana, jueves 2 de noviembre y se entregará a la mano a los directores regionales para distribuirlas, pues es posible que no todos las reciban por la vía electrónica debido a los problemas actuales de conectividad en la Isla.
 
La Secretaria entiende la preocupación de padres, maestros y estudiantes, pero reiteró que todos van a tener la oportunidad de graduarse y que ningún estudiante perderá el semestre ni el año.