La Oficina para el Mejoramiento de Escuelas Públicas atiende aproximadamente 1,261 escuelas del sistema público de enseñanza que datan desde la década de los 1920. La antiguedad de estos edificios presenta retos dado que tenemos un mejor entendimiento de la interacción de materiales, éstos presentan desgaste y otras complicaciones de uso contínuo, y los cambios en reglamentación que aplican a todos los edificios públicos. En breve se presentan brevemente los planes de cumplimiento y logros relacionado con (1) la transición de pozos sépticos a sistemas de inyección subterránea y (2) la remoción de asbesto.

Transición a sistemas de inyección subterránea

La infraestructura sanitaria de la gran mayoría de escuelas que fueron construidas antes del 1950, fue constituida por líneas de cemento y/o hierro colado ("cast iron").  Este tipo de sistema se ha ido deteriorando con el paso de los años, siendo además comprometido por las raíces de los árboles que se encuentran en los predios de nuestras escuelas. Esta situación conlleva el reemplazo de las mismas por las de PVC o plástico para sanitarios.

Los sistema sde disposición de aguas usadas (pozos sépticos) fueron construídos para atender la cantidad de matrículo de aquel momento sin que hubiese reglamentación ambiental como las que existen hoy día. Al aumentar la matrícula se construyen más salones, se construyen más unidades sanitarias y como consecuencia los pozos existentes no son suficiente para la descarga que reciben a diario.  Ejemplo:un estudiante genera un uso aproximado de 20 galones de agua usadas diariamente. En una matrícula promedio de 300 estudiantes se estarían depositando diariamente 3,000 galones de aguas usadas.

El Departamento de Educación tiene un Plan de Cumplimiento ante la Junta de Calidad Ambiental para identficar, evaluar, hacer mejoras, cerrar sistemas (obturación), construir tanques de retención y/o conectar sistemas sanitarios al sistema sanitario de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillado. Se han evaluado 644 escuelas y se identificaron 4 categorías:

  • Escuelas conectadas a la AAA y cuyos pozos serían cerrados y tuberías obturadas.
  • Escuelas para conectarse por sistemas de estación de bombas
  • Escuelas con el plan de mejoras a los sistemas existentes
  • Escuelas para la construcción de tanques de retención

Reconociendo las obligaciones y deberes de la Ley que cra la Junta d eCalidad Ambiental, se comenzó con el proceso de cumplir con las leyes que regulan los sistemas de descarga de los Sistemas de Inyección Subterránea. para cumplir con dichas disposiciones se preparó un Plan de Cumplimiento con la JCA para el cierre de 644 pozos sépticos en las escuelas del ssitema público.  De estas 644 escuelas se han completado y/o están en proceso de construcción 196 y aún están sin construir 448 tanques de retención a la espera de la asignación de $70 millones de dólares para cubrir los costos estimados.

Plan de cumplimiento de asbesto

El 13 de febrero de 2004 se firmó y entró en vigor el Acuerdo de Consentimiento y la Orden Final (CA/FO por sus siglas en inglés) firmada entre el Departamento de Educación y la Agencia Federal de Protección Ambiental. Este acuerdo surgió como alternativa al proceso administrativo determinado por la EPA a base de los señalamientos realizados en cuanto al manejo de materiales que contienen asbesto (MCA) en las escuelas públicas de Puerto Rico. Para cumplir con el "Asbesto Hazard Emergency Response Act" (AHERA) el Departamento de Educación creó una cuenta especial en el Banco Gubernamental de Fomento para atender la situación prioritaria en aquellas escuelas previamente identificadas con materiales que contienen asbesto y señaladas en el CA/FO.

El asbesto es el nombre dado a un compuesto de 6 diferentes elementos que ocurren por separado en la naturaleza. Estos 6 elementos son: chrysotile, amosite, crocidolite, tremolite, actinolite, y anthophyllites.  El asbesto comercial es 95% chrysotile. El asbesto fue utilizado en materiales de construcción previo a los 1980 por sus capacidad de proveer aislación en un componente liviano y resistente.  Usos frecuentes incluyeron aislación de tubería, tejas de plafon, y losas de linóleo.  Es importante señalar que el asbesto puede existir en materiales de construcción de forma inerte sin presentar un riesgo inmediato a la salud de los que usan dicho espacio siempre y cuando el material no está comprometido (roto) o de forma alguna expone el asbesto al aire.  Las fibras de asbesto son tan pequeñas que a menudo no se pueden detectar a simple vista. Sin embargo, cuando el asbesto está en el aire el mismo se puede medir.

Hasta el presente, se han inspeccionado y reinspeccionadorecurrentemente todas las escuelas y edificios con ocupantes del Departamento de Educación.  Se redactaron los Planes de Manejo y los Programas de Operación y Mantenimiento necesarios par alas escuelas donde se identificó o confirmó la presencia de Asbesto. Estos Planes fueron radicados a la EPA y la JCA. Se colocaron letreros de advertencia  en las áreas de mantenimeinto de las escuelas afectadas. Actualemente toda slas escuelas con material que contiene asbesto se encuentran en cumplimiento con la Ley AHERA, un plan de vigilancia periódica que cada seis meses evalua el ambiente y se proveen orientaciones al personal docente y no docente y a los padres de esas escuelas en relación al material existente.

El Departamento de Educación propone remover el asbesto de todas las escuelas identificadas  con dicho material. En el 2004 se inspeccionaron 1,530 escuelas y se identificaron 462 con presencia de asbesto. Estas escuelas han tenido el servicio de vigilancia periódica y las orientaciones.  La Oficina para el Mantenimiento de Escuelas Públicas ha realizado la remoción de asbesto en 162 escuelas. En 144 escuelas los trabajos de asbesto resultaron en la remoción del material en su totalidad. Al presente OMEP tiene 22 subastas para el proceso de remoción. Desde que se inició el CA/FO.