2017 Comedores Refugios

 
La secretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher, solicitó este sábado a todos los empleados de almacenes de alimentos reportarse de inmediato a sus centros de trabajo, pues de esta forma se puede asegurar la comida para los refugiados en los planteles escolares tras el paso del huracán María por la isla.
 
La titular de Educación explicó que los seis almacenes alrededor de la isla (Arecibo, Bayamón, Caguas, Canóvanas, Mayagüez y Ponce) tienen alimentos suficientes para las personas refugiadas, pero se necesita el recurso humano para la división y entrega a las escuelas que sirven de refugio. Antes del paso del huracán, el DE había contabilizado que había desayuno, almuerzo, cena y merienda para suplir a 50 mil personas durante 43 días. 
 
El gobernador Ricardo Rosselló indicó hoy en conferencia de prensa que las cifras actuales de refugiados rondan los 15 mil, aproximadamente.
 
“En el Departamento de Educación queremos asegurarles la comida a estas personas, pero es esencial el trabajo de los empleados; por eso, solicito que todos aquellos que laboran en estos almacenes se presenten a trabajar, en la media que puedan hacerlo sin afectar su seguridad”, dijo Keleher. 
 
Sobre los empleados de comedores escolares, mencionó que aunque en su mayoría se han presentado a trabajar, no todos han continuado con las labores establecidas en sus turnos, por lo que adelantó que los horarios serán ajustados para proveer el servicio en las escuelas que sirven de refugio. 
 
“Agradezco la labor de estos empleados comprometidos que han sido clave en atender esta emergencia. Necesitamos que continúen con el esfuerzo, pues es tarea de todos colaborar con la reconstrucción de Puerto Rico”, agregó. 
 
 
 
Asimismo, aclaró que si los empleados de comedores no pueden llegar a sus centros de trabajo, el personal del Departamento de la Vivienda puede encargarse de las gestiones. 
 
LLEGARÁ APOYO DE ESTADOS UNIDOS
 
Keleher, de igual forma, adelantó que inició comunicación con el Departamento de Educación federal para coordinar ayuda y flexibilizar el uso de fondos. 
 
La secretaria del DE mencionó que conversó con funcionarios del Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York y del condado de Miami Dade, quienes le expresaron su apoyo para atender la situación de emergencia. 
 
“Como siempre he dicho, mi prioridad es que se afecte lo menos posible el tiempo lectivo de nuestros estudiantes. Existen opciones que permitirán recuperar lo perdido a causa del huracán y debemos enfocarnos en la calidad de la educación”, concluyó.